#OrigiReto2019 – El motín de Eva

Feliz año nuevo. Como propósito de este año pienso escribir mucho más, para ayudarme a ello he decidido participar en la segunda edición del OrigiReto, el cual os voy a explicar enseguida.

El OrigiReto es un invento de las blogueras Katty (La pluma azul de Katty) y Stiby (Sólo un capítulo más). Consiste en marcarnos unos objetivos de escritura a lo largo del año, en concreto 24 escritos, 12 relatos y 12 microcuentos, repartidos en los 12 meses del año (vamos, a razón de relato y micro al mes). Cada uno teniendo que cumplir uno de los 24 objetivos que el propio reto propone. Por si fuera poco, estas chicas se lo han currado bastante y, para ayudarnos a salir de nuestra zona de confort, inspirarnos y apoyarnos entre los participantes (que por lo que tengo entendido somos un montón y hay otro montón en la lista de espera) han ideado un sistema de puntos en el que cosas como comentar, enlazar microcuentos con relatos de otros participantes y cosas así da puntos, en adición a los puntos que dan los propios escritos (puntos por escrito, por objetivos ocultos, medallas… bueno, un montón de cosas. En serio.) Quien os lo va a explicar mejor que yo son ellas mismas, en sus respectivos blogs, así que no dejéis de visitarlos, que además del reto pues tienen sus propios relatos y más retos y no sé, muchas cosas. O sea, todo lo contrario que yo, que soy un vago de m…

Sin más rollo, aquí tenéis el primer escrito de este primer mes, cumpliendo con el objetivo número 7: un relato que suceda fuera de La Tierra. Os presento…

El Motín de Eva

He de reconocer que me la colaron. Bueno, a casi todas. Nos engatusaron con promesas de prosperidad en un mundo mejor. Pero no engañaron a Anne. La verdad es que me sorprendió que aceptara la oferta. En el refugio todas nos metíamos con ella por frígida. No me siento orgullosa, pero los hechos son los que son, no tiene sentido ocultarlo. No sólo no le interesaban los hombres, tampoco las mujeres y eso era algo que nos costaba entender. Por eso nos miramos unas a otras con incredulidad cuando fue la primera en aceptar casarse con un colono en Marte. Claro, que lo que supusimos era que la oferta era tan buena que hasta ella era incapaz de rechazarla. Qué tontas éramos, cuando lo recuerdo aún me avergüenzo de mí misma.
El caso es que allí que fuimos. Todas nos presentamos voluntarias, pero sólo 30 tuvimos la suerte de ser seleccionadas. Nos contaron que estaban eligiendo a las más saludables, que el viaje al planeta vecino era duro y que estar fuerte era indispensable, pero incluso las más inocentes nos dimos cuenta de que estaban eligiendo a las más guapas. La prueba de ello era la misma Anne. Nadie dudaba ni por asomo de su fortaleza, pero no era la más agraciada. Su padre le pegaba, historia habitual en el Refugio Para Jóvenes de Nuestra Señora del Socorro, pero a ella mucho más. Verdaderas palizas… y cosas mucho peores. Tenía la cara llena de cicatrices, un hombro más alto que otro por culpa de una dislocación mal curada y alguna que otra cosilla que casi consigue que la rechacen. Si me paro a pensarlo me da miedo, no sé dónde estaríamos ahorasi no llega a haber venido con nosotras.

La nave salió ese mismo invierno, lo recuerdo bien porque me sorprendió que hiciera tan poco frío. Supongo que cada vez hace menos frío en la tierra. Las más afortunadas teníamos la sensación de estar yendo de campamento o algo parecido. Notábamos el mismo hormigueo en el estómago, mezcla de muchas cosas. La única que no parecía tener la cabeza en las nubes era, como ya podéis imaginar, la misma Anne. Pero el resto estábamos dejando volar nuestra imaginación sin pudor. Fantaseábamos con hombres guapos y fornidos esperándonos al otro lado. Fantaseábamos con escapar de los problemas que todas teníamos en nuestro día a día. Fantaseábamos con una vida de oportunidades, como los anuncios de las paradas de autobús prometían. Fantaseábamos con esos hermosos atardeceres entre las dunas, imágenes sacadas de esos mismos anuncios… En definitiva, fantaseábamos con un futuro prometedor. Pero pronto nos dimos cuenta de que todo eso no era más que eso: fantasías.
En cuanto la lanzadera despegó, la tripulación no tardó en apagar nuestras ilusiones de un plumazo. Lo que pensábamos que iba a ser un emocionante viaje donde alimentar nuestras esperanzas resultó ser un infierno. Nada más salir del campo gravitacional de La Tierra nuestro rol en la nave pasó a ser más el de prisioneras que el de pasajeras. Nos repartieron en minúsculos camarotes, por llamarlo de alguna manera, con una triste cama en su interior. Apenas podíamos salir de él, excepto para realizar nuestras tareas. Sí, tareas. También nos asignaron tareas. Alguno podría pensar que estoy hablando desde el punto de vista de una indisciplinada chica callejera. Que dichas tareas no eran para tanto y que es normal que cada una tuviéramos que cumplir con nuestra parte, pero os aseguro que no era así en absoluto. Nos tirábamos todo el día haciendo las tareas más duras y menos satisfactorias que pudieran encontrar. Cuando no estábamos trabajando estábamos tan cansadas que apenas hacíamos algo que no fuera dormir. Aunque tampoco es que hubiera mucho más que hacer. No es que nos prohibieran salir del camarote. Pero sí que se mostraban hostiles cuando intentábamos utilizar alguna de las facilidades de la nave. ¡Ni siquiera nos querían en la cantina! Nos daban la comida justa para aguantar otro día de trabajo y la mayoría optábamos por tomarnosla en nuestro camarote por evitar problemas. Los que nos nos miraban con desprecio o soltaban algún comentario hiriente, nos miraban con lascivia y soltaban improperios. Era todo muy desagradable. Muchas veíamos que los siete meses que duraba el viaje a Marte no iban a acabar.
Lo peor era ducharse. Cuando nos tocaba siempre había alguien por ahí, con alguna excusa tonta para ver si podía alegrarse la vista o incluso manosear un poco. Aún a día de hoy me tiro horas frotándome bajo el agua para librarme de ese recuerdo. Pero como si de una representación del yin-yang se tratase, las duchas tenían parte buena. El mejor momento del día era cuando nos tocaba limpiarlas. Eran la asignación que contaba con más chicas al mismo tiempo. Aprovechábamos para ofrecernos apoyo. Limpiar las duchas en compañía le salvó la vida a más de una… qué demonios. ¡Nos salvó a todas!
Uno de los temas de conversación favoritos en las duchas era el de mantenerse positivas porque en unos meses llegaríamos y todo se acabaría. Los primeros días esa idea nos mantenía enteras, pero fue en las mismas duchas donde abrimos los ojos, o mejor dicho, donde Anne nos los abrió.
—No seais tontas, esto no es nada comparado con lo que será una vez os caséis con a saber qué asqueroso pederasta dispuesto a gastarse un dineral por conseguir una esclava a la que violar a placer. ¿Pensáis que estos imbéciles son unos babosos? Pues pensad que lo poco que nos respetan se debe a que no piensan que seamos de su propiedad, sino de la de un granjero rico a millones de aquí. Imaginad qué no dejará de hacer aquel que sí pensará que lo sois.
Absolutamente todas las chicas de la nave temíamos esa posibilidad. Anhelábamos que no fuera cierto, por eso no queríámos reconocerlo, pero cuando Anne lo dijo en voz alta no pudimos evitar aceptar la realidad.
—¿Creeis que yo he venido aquí buscando a un caballero blanco de cuento de hadas? En absoluto. Ningún hombre va a salvaros. Tenéis que salvaros vosotras mismas. Yo al menos tengo pensado intentarlo, pero no puedo hacerlo sola. Necesitaré vuestra ayuda.
La verdad es que su discurso hizo mella. Es cierto. Fueron hombres lo que hicieron nuestra vida imposible en La Tierra. Eran hombres los que estaban haciendo nuestra vida imposible en la nave. Era absurdo pensar que los hombres de Marte iban a ser diferentes. En seguida nos pusimos a sus órdenes sin rechistar. La primera etapa del plan era sencillo: propagar el mensaje. Utilizaríamos los turnos de las duchas. Ráramente se repetía turno con las mismas chicas así que cada una podría decírselo a dos o tres nuevas chicas. Aún contando con que algún día podría coincidir que ninguna en el turno fuera consciente del plan, el mensaje se expandió con velocidad. Era lo que todas necesitábamos, así fueron los inicios del Motín de Eva.

Si leyerais alguno de los periódicos de la época. O si vierais alguno de los programas de noticias que se hicieron eco, pensaríais que fue mucho más difícil de lo que en realidad fue. Ya por aquel entonces a la prensa le encantaba exagerar las cosas, hacerlas más llamativas. Cualquier cosa para vender más, supongo. A veces dudo si alguna vez no fue así. La realidad es que fue mucho más fácil de lo que hubiéramos imaginado. Ninguno de los tripulantes de la nave nos consideraba una amenaza, eso hubiese sido un halago. Para ellos no éramos más que unas ignorantes e indefensas niñas. La verdad es que no estaban muy equivocados, pero no porque no tuvieramos todo lo necesario para hacernos valer por nosotras mismas, era porque hasta entonces nadie nos hizo creer otra cosa. Pero no contaban con Anne.
Anne podía ser muchas cosas, pero nunca fue indefensa. Era más fuerte cualquier hombre que yo haya conocido nunca, y mucho más resistente. Había estado desde el minuto uno a bordo del transbordador estudiando a la tripulación, sus rutinas, sus defectos. Para cuando todas las chicas éramos conscientes del motín ella ya tenía todo calculado. Teníamos superioridad numérica, y contábamos con el factor sorpresa, dos ventajas de las que pensábamos aprovecharnos. Atacamos todas a la vez, utilizando como armas las herramientas y utensilios que estábamos utilizando para nuestras tareas. Cuchillos de la cocina, escobas, fregonas… incluso productos de limpieza. Los primeros ataques fueron certeros, queríamos reducir al mayor número posible para que se rindieran cuanto antes. Fue un éxito. Con casi la mitad de los hombres inconscientes o heridos el resto no ofrecieron resistencia. Los encerramos, con mucha satisfacción por nuestra parte, en los camarotes en los que habíamos estado viviendo hasta ahora. Sólo quedaba de la parte más delicada, la cabina de control. Era también la parte más difícil, una contra tres. Además tenía que dejar al menos a uno de ellos consciente, no podíamos dejar la nave sin control, podía pasar cualquier cosa. Pero hasta eso lo tenía pensado.
Se armó con un extintor que había junto a la compuerta y esperó pacientemente. No le quedaba otra, por seguridad sólo podía abrirse desde dentro, así se aseguraban de que siempre hubiera alguien a los mandos. En cuanto empezó el ataque Anne pudo sentir como crecía la preocupación de los ocupantes de la cabina, no pasó mucho tiempo cuando uno de ellos salió con la intención de enterarse de qué estaba pasando, pero con lo que se encontró es con una masa roja de metal estrellándose en su cabeza. Nuestra líder aprovechó que la puerta estaba abierta para descargar el extintor en su interior y utilizar las confusión y los segundos de desconciertos provocados por el humo blanquecino para colarse dentro y estampar otro golpe en la cabeza del comandante. Si cierro los ojos puedo imaginarme la sonrisa de Anne cuando el polvo del extintor se posó en el suelo permitiendo al joven copiloto comprender el lío en el que se encontraba.
A partir de ahí todo fue coser y cantar. Con los hombres fuera de nuestro camino nos hicimos paso hasta la armería, donde guardaban unos cuantos rifles para el supuesto caso de que nos encontrásemos piratas por el camino. Si hubiesen sido listos hubiera habido al menos unos cuantos hombres armados en todo momento, ¿pero quién iba a pensar que unas cuantas chavalas iban a hacerse con el control de la nave? Nosotras no íbamos a caer en ese error y en seguida organizamos turnos para vigilar a los presos, así como les asignamos turnos para pilotar y realizar tareas de mantenimiento de la nave, cosas para las que nosotras, unas chicas callejeras, sin estudios y sin cultura, no estábamos preparadas.

Llegamos a la colonia sin incidentes, estábamos tan bien organizadas que los hombres ni siquiera vieron la oportunidad de intentar recuperar la nave. Fue muy gracioso cuando aterrizamos y pudimos ver la caras de confusión entre los hombres que esperaban a la recepción cuando nos vieron salir armadas hasta los dientes. No les dimos tiempo a reaccionar, les forzamos a entrar en la nave a punta de rifle y les hicimos salir del planeta con lo puesto, al fin y al cabo ellos no tuvieron problemas en traernos con lo puesto, ¿no?
No teníamos ni idea, en tiempos del refugio, que Anne estaba tan obsesionada con Marte. Sabía perfectamente cómo funcionaban las cosas aquí. La ley del más fuerte. Nadie iba a mover un dedo por esos colonos una vez que los echamos. Sin sus pertenencias no eran nada, pobres como ratas en una galaxia donde sólo importas si tienes dinero. Marte aún estaba en las primeras fases de colonización. No había leyes, más bien normas de convivencia dentro de los asentamientos. Y esta colonia era nuestra. Hicimos nuestras normas. Se acabó el estar a la sombra de los hombres. Así nació Sorority, la primera ciudad de mujeres libres de Marte.

Objetivo: #7
Palabras usadas: 1983 [Milpalabrista]
Objetos Ocultos: #8 (Extintor), #16 (Persona asexual)
Medallero:
- La protagonista (Anne) no se ajusta a los canones de belleza [Interesante]
- Protagonista femenina. [Feminista]
La imagen de cabecera es una fotografía hecha por origami-madness bajo licencia de Creative Commons (CC BY-NC 2.0).
Anuncios

41 comentarios sobre “#OrigiReto2019 – El motín de Eva

  1. Me ha gustado mucho. Lo he interpretado como un relato que busca hacer conciencia de dos problemas; el machismo y los cánones de belleza. Aunque lo de Sorority me ha hecho mucha gracia. XD
    Solo espero que a las mujeres no nos haga falta ir a Marte para ser libres y en un futuro podamos serlo aquí en la Tierra.
    El personaje de Anne en parte me ha dado mucha pena por todo lo que tuvo que sufrir pero gracias a eso pudo ser así de valiente y salvarlas a todas. No hay mal que por bien no venga.
    Me has dado alguna que otra idea para enlazarlo con un micro, pero no prometo nada y no quiero estropearlo! 😢
    Por cierto, con esto no quiero sonar tiquismiquis, pero he visto algunas faltas, revísalo si quieres.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegra que te haya gustado. Me he dejado alguna cosa en el tintero sobre el trasfondo de Anne que me ha dado pena no poner, pero me pasaba del límite!
      Por favor, me sentiría muy halagado si enlazas tu micro con mi relato. Sería todo un honor! A medida que lo iba plasmando se me ocurrió que podría ser el piloto de una serie sobre las aventuras de las ciudadanas de Sorority (me ha costado mucho en pensar un nombre para la ciudad!)
      Revisaré las faltas, gracias por comentarlo. No me parece tiquismiquis en absoluto, lo aprecio mucho, que no quiero que quede feo.

      Me gusta

  2. Me ha encantado la organización que han formado todas, y el desarrollo de personaje que tuvo la prota. Esta fue mi parte favorita: “Para ellos no éramos más que unas ignorantes e indefensas niñas. La verdad es que no estaban muy equivocados, pero no porque no tuvieramos todo lo necesario para hacernos valer por nosotras mismas, era porque hasta entonces nadie nos hizo creer otra cosa. Pero no contaban con Anne”. ¡Amo el personaje de Anne! ¡Tremenda reina!

    ¡Suerte en el reto!💕

    Le gusta a 1 persona

  3. Me ha gustado mucho el relato, aunque me hubiera gustado un desenlace más sutil e ingenioso y menos por la fuerza bruta, para reforzar el sentido de la sororidad. Me ha hecho gracia lo del caballero blando, imagino que es la errata típica del ansia que tenemos por iniciar el Origireto, jeje. Hay algunas otras pequeñas cosillas a editar que te dejo que las busques tú porque si no voy a parecer muy odioso jeje, pero fenomenal trabajo, me ha sorprendido para a bien

    Le gusta a 1 persona

  4. Me ha encantado el relato, conforme lo leía me iba enganchando más y más preguntándome qué pasaría a continuación o qué giro le ibas a dar a la historia. Me parece increíble que hayas conseguido todo eso teniendo en cuenta el límite de palabras. Mi más sincera enhorabuena

    Le gusta a 1 persona

  5. Tengo que reconocerlo. Has tocado un tema tan delicado y que algunos hombres no se atreven a alzar la voz, la cual es el machismo. Y toda esa manifestación que representas a través del personaje llamada Anne lo convierte en un gran acierto para ambientar el relato lleno de tensión.
    Me he quedado sin más palabras. ¡Aplausos!

    Le gusta a 1 persona

  6. ¡Me ha encantado! Tanto por como está escrito, como por la idea y el mensaje!

    Tienes una errata en esta frase: “no sé dónde estaríamos ahora de no si no llega a haber venido con nosotras.” Te lo aviso por si lo quieres cambiar.

    Lo que más me ha gustado ha sido como has tratado el tema desde el punto de vista femenino de empoderamiento y acción, el personaje de Anne me ha enamorado y los nombres que has ido eligiendo para las cosas con su doble sentido también.

    Me ha encantado.

    Le gusta a 1 persona

  7. ¡Hola, Brayan! Me ha gustado mucho tu relato, en especial el nombre de la colonia, Sorority. Qué faraonas las chicas de la tripulación, no dudo de que les irá bien en su nuevo asentamiento, son de armas tomar.

    Como ya te han dicho, hay un par de erratas por ahí, cosas como la tilde en “ráramente”. Pero se nota que son erratas que se te han pasado, no fallos gramaticales, así que no te daré la brasa con ello xD.

    Un saludo, hasta otra ^^

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias por comentar!
      Estaba esperando más bronca por tu parte con las erratas :p Supongo que tu fama es indundada xD
      Prometo que en cuanto pueda (y se me pase el constipado) me lo releo para dejarlo bonito (que he de reconocer que sólo me lo releí por encima -muy por encima- antes de publicarlo)

      Le gusta a 2 personas

  8. Me ha gustado, aunque es una pena que hayas anticipado a qué objetivo del #OrigiReto2019 respondía tu relato. Eso sí he visto varios fallos ortográficos: exceso de tildes como en la palabra “raramente”, por ejemplo; algún dedazo, etc. No obstante, seguro que se deben más a despiste o a las prisas que a otra cosa.

    Me choca el título, y me surge la duda de por qué lo denominas como “El motín de Eva”, ¿quizá por esa supuesta mujer primigenia? Otro punto que me crea dudas es cuando hablas sobre el momento en que Anne vacía el extintor en la cabina, de ser así, todos los que estaban en su interior, de no contar con mascarillas o similar, habrían quedado fuera de combate, por así decirlo. De todos modos, salvo esas pequeñeces, el relato me ha gustado mucho, la verdad es que no se hace pesado en absoluto. ¡Enhorabuena! Creo que te estrenas a lo grande. Un abrazo y ¡Feliz 2019!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, tengo que revisarlo que ya me han avisado de unos cuantos fallos. Prometo dejarlo más bonito.
      Por límite de palabras no he podido explicar qué el nombre del motín se lo da la prensa, es como llamaron al acontecimiento en honor a la mujer que mencionas por el hecho de haber sido un motín femenino.
      En cuanto a lo del extintor, el polvo que sueltan no es tan venenoso y en seguida se posa, nadie cae inconsciente por eso y Anne solo lo utiliza como distracción.

      Me gusta

  9. Muy buenas,

    Me ha gustado la presentación de tu relato, el resumen expres del origi-reto al inicio jaja.

    Sobre el relato, ha ido mejorando a medida que avanzaba. Al inicio no me ha enganchado tanto pero luego no podía dejar de leer. Me ha gustado sobre todo el tema de la organización en las duchas y cómo van extendiendo el mensaje para que lo conozcan todas las chicas. También, como ya han mencionado por los comentarios, el nombre de la colonia, simplemente wonderfull.

    Por último comentar que en tu relato haces algo muy bonito que es el hecho de criticar que se juzgue la capacidad intelectual de la gente en base a sus medios económicos o posición social, sin pensar que pueden ser gente muy inteligente y capaz de hacer grandes cosas sin necesidad de haber tenido acceso a grandes estudios o montones de oportunidades de esas que da el dinero.

    Un detalle, es mejor poner el objetivo al final del relato porque de este modo no adelantas información, sobre todo para otros objetivos que tal vez dicen algo más del relato que este en concreto en el que tampoco era tan descriptivo.

    ¡Saludos y enhorabuena!

    Le gusta a 2 personas

  10. ¡Hola! Me gusta mucho el relato, pero el final … El final es tan Disney >•< una nave llena de mujeres que no saben hacer absolutamente nada de nada y que además, humillan y echan de su planeta a mucha gente importante… Y en una nave que tiene comunicación y radio ¡ Con hombres envenenados porque unas niñas les quitaron su orgullo y los pisotearon! ¿Y van a vivir felices y comer perdices? No me lo creo. Con Marte en su primera fase de colonización, por muy ricos y poderosos que fueran, no pusieron todos los huevos en sólo una cesta, eso seguro, así que no creo que esas mujeres hayan logrado sobrevivir ni los hayan despojado de sus riquezas y dejado en la ruina. Los echaron del planeta y nada más. Por el contrario, los mandan en una nave donde consiguen comunicarse a una base y ni tienen que tocar tierra para que les caiga un enjambre de mercenarios dispuestos a acabar con ellas en cosa de minutos. Más en un planeta donde deben estar con lo justo, pues, si quedaron sólo con las pocas armas que robaron ¿Cómo hacerle frente a alguien que las ataca y sí sabe disparar? Encuentro muchos baches en esa utopía final, realmente.
    ¡Un abrazo! Y ánimo con el reto ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por comentar!
      Qué puedo decir? Sí que está bastante cogido por los pelos, la verdad. A lo mejor justo fueron a la colonia de los más pringados xD

      Muchas gracias por tus observaciones y por tu sinceridad, has señalado alguna cosa que no había pensado para nada. A lo mejor, en un futuro, podría adaptar este relato en algo más serio y mejor diseñado.

      Le gusta a 1 persona

  11. ¡Hola!

    Me gusta que hayas introducido el tema del cambio climático con lo de: «Supongo que cada vez hace menos frío en la tierra.» También me ha llamado la atención que el relato se centre tanto en Anne y que ella sea, supongo, la protagonista, a pesar de estar narrado por otra persona. Si hay un narrador en tercera persona, suele ser omnisciente y no uno de los personajes de la historia hablando sobre otro. Me ha parecido original.

    Respecto al porqué del aspecto físico de Anne y la relación con su padre, te recomiendo este hilo que leí el otro día en Twitter para futuras entradas: https://twitter.com/CarmenRuizG_/status/1081919135796379648?s=19 Puede que haya personas a las que les afecte encontrarse con este tipo de temas así de pronto, aunque no hayas entrado en detalle y solo lo hayas nombrado en un par de líneas.

    Muy buen relato. ¡Nos leemos! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por comentar.
      Sí, Anne es la protagonista aunque la narradora sea alguien presente en la historia. No es lo más habitual, pero tampoco es tan original. Sherlock Holmes es un buen ejemplo 😉

      Muchas gracias por avisar del trigger warning, la verdadera es que es algo que no cuesta nada hacer, así que intentaré recordarlo.

      Le gusta a 1 persona

  12. Hola, el relato está muy bien escrito a excepción de alguna errata como esta “dónde estaríamos ahorasi no” Nótese el AHORASI junto.
    Pero le falta acción. El hecho de que el narrador no sea la protagonista, hace que la trama caiga en la parte central.
    Aún así, felicidades por el trabajo.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  13. Pego esto aquí antes de que se me olvide, que soy un poco desastrillo xD

    “…nos hicimos paso hasta la armería, donde guardaban unos cuantos rifles para el supuesto caso de que nos encontrásemos piratas por el camino. Si hubiesen sido listos hubiera habido…”
    Creo que es mejor poner “nos abrimos paso”.
    También creo que sería mejor poner “habría habido” al final.
    Tambien repites algunas expresiones cerca como “unos cuantos hombres” y en la frase siguiente “unas cuantas chavalas”, pero son cosas que se ven con una revisión rapidilla.

    Vale, si me lo permites, ahora es cuando me sincero. Me has enganchado practicamente desde el comienzo, porque la forma en que has dado a entender la asexualidad de anne me ha parecido espectacular. No solo lo explicas genial, si no que lo haces desde el punto de vista de alguien que no supo asimilarlo, lo que no solo lo hace terriblemente realista, además lo conviere probablemente o al menos para la mayoría de lectores y lectoras, en un momento de realidad que crea empatia o lo que es lo mismo, hará que te creas mucho mwjor cualquier cosa que te cuente.

    Y bueno, si casi me pongo a llorar, pues se dice y no pasa nada xD

    Me encanta la trama, el realismo dentro de la ficción de la historia, la organizacion, el plan el nombre de la nueva colonia y la gran verdad de los sueños rotos por la vruda verdad, la esperanza perdida y el sacar fuerzas por si mismas. En general muy, muy auténtico y te invito a colgarlo x ahí, porque creo que tiene mucha fuerza y deberías aprovecharlo ^^ ¡ESO SÍ! Un repasito o un beteo antes, para pulir un poquillo alguna expresión y repeticion, pero por mi parte, directo al hall de la fama xD enhorabuena por el relato ;3

    .KATTY.
    @Musajue

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes razón, le falta un buen repaso.(o un par) y tengo pensado en hacerlo, pero se me juntan dos grandes problemas: lo liado que estoy, y lo vago que soy.

      Me hace mucha ilusión todas las cosas bonitas que dices de el relato, creo que nunca me habían dicho nada tan bonito (y que suene tan sincero) de algo que yo había escrito. Por lo menos no desde el instituto. También me alegra haber hecho justicia en la representación ACE, tocar ciertos temas sin tenerlos muy asimilados es complicado y no quería hacerlo mal.

      Lo dicho, muchas gracias por tus palabras!

      Me gusta

      1. De nada, gracias a ti por un relato tan chulo. Que razón tienes con el tema asexualidad, qué me vas a contar xD. Y la motivación en uno de los objetivos del a#OrigiReto2019 ^^ a veces cuasta que la gente no solo te lea, si no que también opine y para l gente que escribimos, esto es esencial. Un abrazo ;3

        .KATTY.
        @Musajue

        Le gusta a 1 persona

  14. Con mi relato escrito, toca empezar a leeros al resto. Y ya que eres al que más conozco del reto, te ha tocado a ti Brayan 😀

    Me ha encantado y como otros compis han dicho: el tema es muy valiente. Una crítica al machismo que aún tenemos en esta sociedad muy bien plasmado. Además que me ha encantado conocer a Anne. Porque siempre ponen a las heroínas como diosas, cuando realmente las personas más fuertes y que pueden tirar para adelante son las que han sufrido.

    Creo que prometes mucho y… voy a intentar que el micro esté vinculado a tu relato. Si lo consigo, tendrás noticias pronto 😀

    Le gusta a 2 personas

      1. Pues al final he sacado algo. No será muy digno, ya te aviso. La limitación de caracteres me ha matado bastante. Perooo que sepas que está hecho con cariño y mucho respeto. No soy de repetir y han habido tres borradores 😱

        Le voy a hacer la pegatina, y lo publico 😃

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s